miércoles, 5 de agosto de 2009

La otra ciudad?

Publicado por Alma Rebecca Yanez en 0:26
Reacciones: 
Su día empieza temprano, antes de las 5 de la mañana ya se encuentra en el lugar de costumbre, con las mismas personas, la misma incertidumbre, pero el día debe ser bueno :"Dios me ayudara" así se dice, para armarse de valor ante una ciudad que no siempre da su mejor cara en las mañanas....."caray la mañana es tan corta y se tiene que vender todo...Suspira"

Hace ya varias semanas que me ha tocado conocer a un singular personaje de nuestras calles de Tijuana, su nombre es....bueno realmente no lo sé, cuando le pregunté me dijo :"Señorita de verdad no me quiero acordar, prefiero que me llamen el "sonrisas", si, ese nombre es mejor el otro, la mera verdad fue uno muy malo" y así lo dice agarrándose el cabello, como queriendo alejar malos recuerdos, cargando en una mano los periódicos que cada viernes salen a la venta en la ciudad.
La primera vez que me encontré con el estaba precisamente en Paseo de Los Héroes, en el alto de la Glorieta de Cuauhtemoc, casi siempre tengo los vidrios del carro cerrados, vieja costumbre que tengo y no se porque ese día parecía con un clima estupendo, que realmente opté por estar con las ventanas del carro abiertas, gozando de alguna forma el fresco de esa mañana y así me encontraba en el alto cuando de la nada apareció " El sonrisas".
-"Señorita, Señorita le dejo el periódico,?" y sin mas lo puso arriba del tablero del carro,
Estaba tan concentrada en mis pensamientos que de repente vi el periódico y no supe que hacer, y cuando me di cuenta ahí estaba precisamente con su sonrisa:
“Ya solo me faltan 10 periódicos, bueno, si este me lo compra por supuesto," y le decía con seguridad, como algo que se vive diario y se tiene la certeza que se logrará.
Yo no soy muy de periódicos pero al verlo solo sonreí, le pagué y le dije
" Gracias"
Tomó el dinero y muy contento inclino la cabeza, y sin más se perdió entre la fila de carros que se empezaban a poner en marcha: el semáforo estaba ya en verde.
Después de ese día a veces me lo encontraba, en el mismo lugar, pasando entre los carros, algunos simplemente lo ignoraban, otros negaban con su cabeza y había los que le cerraban la ventanilla sin decir nada mas.
Y desde entonces cada viernes lo encuentro , en su lugar, con la mirada de los mil recuerdos, avanzando entre los carros, acostumbrado al rechazo de algunos, a las compras de otros ( los más) .
Ahora el siempre que me ve deja todo y se me acerca y con su sonrisa me dice:
"Como esta señorita, que bonita amaneció hoy" y me lo dice con ese tono entre respeto y admiración, como quien por fin lo mira como persona.
Y me deja el periódico, a veces en lo que transcurre un semáforo me platica:
"Yo llegué a Tijuana hace ya mas de 10 años, quise cruzar para el otro lado, me regresaron, y al final me quede aquí, pero sabe señorita? luego hay malas amistades, caí en, bueno ya sabe en esas cosas, y me fui perdiendo, ah pero encontré a alguien, ahí en..bueno ya se imaginara donde, encontré personas que me ayudaron y ahora ya estoy limpio!! Gano mi dinerito y sabe? hasta ahorro, si yo ahorro"
Ya no puede decirme mas, hay que avanzar y lo veo con el retrovisor esperando el momento de continuar con la venta, como todos los días , tratando de ganar no solo con el dinero pan para el, si no también su dignidad como ser humano, un trabajo como cualquiera de nosotros.
Y cada viernes tengo una cita, con el "sonrisas" siempre me platica un poco de el , entre cada luz verde y roja, un breve espacio de una vida..
La otra Ciudad.

0 comentarios:

miércoles, 5 de agosto de 2009

La otra ciudad?


Su día empieza temprano, antes de las 5 de la mañana ya se encuentra en el lugar de costumbre, con las mismas personas, la misma incertidumbre, pero el día debe ser bueno :"Dios me ayudara" así se dice, para armarse de valor ante una ciudad que no siempre da su mejor cara en las mañanas....."caray la mañana es tan corta y se tiene que vender todo...Suspira"

Hace ya varias semanas que me ha tocado conocer a un singular personaje de nuestras calles de Tijuana, su nombre es....bueno realmente no lo sé, cuando le pregunté me dijo :"Señorita de verdad no me quiero acordar, prefiero que me llamen el "sonrisas", si, ese nombre es mejor el otro, la mera verdad fue uno muy malo" y así lo dice agarrándose el cabello, como queriendo alejar malos recuerdos, cargando en una mano los periódicos que cada viernes salen a la venta en la ciudad.
La primera vez que me encontré con el estaba precisamente en Paseo de Los Héroes, en el alto de la Glorieta de Cuauhtemoc, casi siempre tengo los vidrios del carro cerrados, vieja costumbre que tengo y no se porque ese día parecía con un clima estupendo, que realmente opté por estar con las ventanas del carro abiertas, gozando de alguna forma el fresco de esa mañana y así me encontraba en el alto cuando de la nada apareció " El sonrisas".
-"Señorita, Señorita le dejo el periódico,?" y sin mas lo puso arriba del tablero del carro,
Estaba tan concentrada en mis pensamientos que de repente vi el periódico y no supe que hacer, y cuando me di cuenta ahí estaba precisamente con su sonrisa:
“Ya solo me faltan 10 periódicos, bueno, si este me lo compra por supuesto," y le decía con seguridad, como algo que se vive diario y se tiene la certeza que se logrará.
Yo no soy muy de periódicos pero al verlo solo sonreí, le pagué y le dije
" Gracias"
Tomó el dinero y muy contento inclino la cabeza, y sin más se perdió entre la fila de carros que se empezaban a poner en marcha: el semáforo estaba ya en verde.
Después de ese día a veces me lo encontraba, en el mismo lugar, pasando entre los carros, algunos simplemente lo ignoraban, otros negaban con su cabeza y había los que le cerraban la ventanilla sin decir nada mas.
Y desde entonces cada viernes lo encuentro , en su lugar, con la mirada de los mil recuerdos, avanzando entre los carros, acostumbrado al rechazo de algunos, a las compras de otros ( los más) .
Ahora el siempre que me ve deja todo y se me acerca y con su sonrisa me dice:
"Como esta señorita, que bonita amaneció hoy" y me lo dice con ese tono entre respeto y admiración, como quien por fin lo mira como persona.
Y me deja el periódico, a veces en lo que transcurre un semáforo me platica:
"Yo llegué a Tijuana hace ya mas de 10 años, quise cruzar para el otro lado, me regresaron, y al final me quede aquí, pero sabe señorita? luego hay malas amistades, caí en, bueno ya sabe en esas cosas, y me fui perdiendo, ah pero encontré a alguien, ahí en..bueno ya se imaginara donde, encontré personas que me ayudaron y ahora ya estoy limpio!! Gano mi dinerito y sabe? hasta ahorro, si yo ahorro"
Ya no puede decirme mas, hay que avanzar y lo veo con el retrovisor esperando el momento de continuar con la venta, como todos los días , tratando de ganar no solo con el dinero pan para el, si no también su dignidad como ser humano, un trabajo como cualquiera de nosotros.
Y cada viernes tengo una cita, con el "sonrisas" siempre me platica un poco de el , entre cada luz verde y roja, un breve espacio de una vida..
La otra Ciudad.

0 comentarios on "La otra ciudad?"

 

El Sol y el Espejo Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare